Susana García de la Huerta explora y analiza los posibles intercambios de conocimientos, métodos y prácticas de curación entre las culturas que conformaban la Nueva España durante el siglo XVIII para buscar identificar los aportes de los africanos y sus descendientes.

En su texto, la autora comenta que la población de origen africano fue el sector más abierto a la mezcla étnica y el más dúctil para fundirse con otros grupos, estas características permitieron la propagación de costumbres y tradiciones propias de la cultura africana, como las prácticas mágicas y el curanderismo que penetraron en todas las capas de la población, difundidas especialmente por las mujeres.

El 30 de abril de 2007 se publicó este artículo en el número 91 de la revista Diario de Campo de la Coordinación Nacional de Antropología, el cual se ilustró con fotografías de Manuel González de la Parra, entre ellas se encuentra ésta del Carnaval en San Nicolás, Coyolillo, Veracruz.

Te invitamos a leer el artículo completo en la Mediateca INAH.

Ir al contenido