De acuerdo con la tradición cristiana, tras el nacimiento del Niño Jesús, los tres reyes magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, emprendieron el viaje a Belén, guiados por una estrella y llevando consigo oro, incienso y mirra que ofrecerían como regalo al Niño Jesús.

Este año, como cada seis de enero, los niños esperan ansiosamente la llegada simbólica de los Reyes Magos; quienes, montando un caballo, un elefante y un camello, traerán consigo dulces y juguetes para rememorar la llegada del Niño Jesús.

Estas esculturas de las cabalgaduras de los Reyes Magos fueron talladas en madera en el siglo XVIII y actualmente forman parte de la colección del Museo Nacional del Virreinato. Conócelas en la Mediateca INAH.

Ir al contenido