Fray Alonso de la Vera Cruz fue un importante religioso agustino. Nació en España en el año 1507 y llegó a la Nueva España en 1536, en donde se dedicaría a predicar la doctrina cristiana y a desempeñarse como maestro de filosofía y teología en la Real Universidad de México.

Alonso Gutiérrez nació en el seno de una familia noble de España, estudió en la Universidad de Salamanca. A los 29 años decidió viajar a la Nueva España como misionero, desembarcando en Veracruz el 22 de julio de 1536. Ingresó a la orden agustina, momento en el que cambiaría su apellido por el de Vera Cruz. Cuatro años después viajó a Tiripitio, Michoacán en donde aprendió la lengua tarasca y llevó a cabo una misión evangelizadora, trabajando a su vez en la defensa de la autonomía de los pueblos indígenas.

En 1553 fue catedrático fundador de las facultades de Teología y de Artes, en la Real Universidad de México, sus cátedras se caracterizaron por su posición crítica ante la legitimidad del dominio de la Corona y el poder eclesiástico, lo que ocasionó que el obispo Alonso de Montúfar lo acusara ante la Inquisición, por lo que tuvo que abandonar la Universidad.

En este detalle de mural Alfredo Zalce plasmó escenas importantes de la vida de fray Agustín de Vera Cruz. Podemos observarlo ataviado con el hábito agustino, rodeado de libros, entre ellos uno de Aristóteles y otro de Erasmo de Rotterdam; al fondo se observa un indígena encadenado. Este mural data de 1952 y actualmente forma parte de la colección del Museo Regional de Michoacán, Nicolás León Calderón. Conócelo en la Mediateca INAH.

Ir al contenido