El Cóporo es una zona arqueológica edificada sobre el cerro del mismo nombre en el estado de Guanajuato. Los primeros indicios de asentamiento en el lugar datan del año 1, su mayor apogeo se desarrolló del 400 al 600 y su declive ocurrió entre el 900 y el 1000.

Aprovechando las características del cerro, la arquitectura de este sitio se caracteriza por sus muros de adobe y el nivelado del suelo para brindar estabilidad a las edificaciones. Los conjuntos arquitectónicos fueron construidos por niveles, de tal forma que en la parte baja se localiza el Conjunto Llano, que comprendía las áreas públicas y viviendas, y en la cima la zona ceremonial o Conjunto Cóporo.

Esta vasija silbadora, llamada así por el sonido que produce al introducirle líquido, es un majestuoso ejemplo de los objetos producidos por los habitantes del Cóporo. Este tipo de figurilla se produjo en el periodo Epiclásico en una amplia región, ya que, además de en Guanajuato, también se ha encontrado en Zacatecas y en los Altos de Jalisco, y parece ser que estuvo asociada a los entierros de personajes de alto rango.

Actualmente esta pieza forma parte de la colección del Museo Nacional de Antropología. Conoce más sobre este tema en la Mediateca INAH.

Ir al contenido