El 27 de diciembre se celebra el santo del más joven de los apóstoles de Jesús, autor del cuarto evangelio, tres epístolas y el Apocalipsis.

Según la tradición católica, Juan y su hermano Santiago, conocidos como Boanerges que significa “Hijos del Trueno”, eran pescadores de Galilea que empezaron siendo discípulos de Juan el Bautista junto con Pedro. Los tres se convirtieron en el círculo más cercano a Jesús durante su ministerio.

En esta pintura de Juan de Miranda, podemos ver al apóstol como un hombre muy joven que sostiene una copa envenenada de la que sale una serpiente, iconografía poco común en la representación de este santo, la cual hace alusión a la tradición que narra que a Juan le ofrecieron una copa de vino envenenada y, tras haber bendecido la copa, el veneno salió en forma de una pequeña serpiente verde. De ahí que en la celebración de este santo se llevaban a bendecir botellas de vino o sidra, también llamadas “Amor de San Juan”.

Conoce este óleo y otras representaciones de los apóstoles en la Mediateca INAH.

Ir al contenido