La zona arqueológica de Dzinbanché, Quintana Roo, era un centro muy poblado que combinaba áreas de cultivo, residencias, espacios de culto y de gobierno.

Dzinbanché, tiene una extensión de más de 40 km2 , a lo largo de los cuales se pueden admirar bellas y enormes construcciones asentadas en un hermoso entorno natural.

El sitio está integrado por espacios cívico-ceremoniales y áreas residenciales. Las unidades habitacionales expresan formas particulares de organización doméstica, estatus social y actividades desarrolladas por sus habitantes. Dzinbanché gozó de una gran riqueza ambiental, que le garantizó el acceso a una amplia gama de recursos básicos, incluidas materias primas. De igual forma su buena posición geográfica le permitió controlar o monopolizar canales de comunicación y de circulación de bienes de todo tipo.

El incensario Chen Mul es uno de los majestuosos trabajos creados en Dzinbanché. En él se representa al dios E o Descendente, quien era frecuentemente representado en la iconografía de la época Posclásica de la península de Yucatán, por lo que aparece en códices, cerámica, esculturas y pintura mural.

Actualmente esta pieza forma parte de la colección del Museo Maya de Cancún. Conoce más de ella y de la zona arqueológica de Dzinbanché en la Mediateca INAH.

Ir al contenido