Agustín de Iturbide perteneció al Ejército Realista, sin embargo, consciente de los excesos de los españoles, estaba a favor de acabar con el dominio de la Corona Española y su participación en la declaración de la Independencia de México fue muy importante.

Iturbide nació en 1783 en una familia acaudalada de Valladolid, actualmente Morelia, Michoacán. Después de varios años persiguiendo el movimiento insurgente, tras la muerte de Hidalgo, asumió el liderazgo de las fuerzas independentistas, proclamó el Plan de Iguala y firmó los Tratados de Córdoba, así se consumó la independencia el 27 de septiembre de 1821.

Agustín de Iturbide fue coronado como el Emperador Agustín I de México el 21 de julio de 1822.

Esta pintura, ubicada en el Museo Regional de Guadalajara, retrata el escudo del Imperio de Iturbide. En él se observa, en un yelmo, el águila con la corona imperial, posada su garra izquierda sobre el nopal que nace de una roca, mientras sostiene una serpiente con la garra derecha y su pico; el yelmo está rematado por una corona con penacho de plumas, en la parte inferior lleva un collar con la insignia de la Orden de Guadalupe, fundada por él mismo. El conjunto está rodeado por un dosel coronado. En la parte superior se lee, en la banda tricolor, “México, Religión, Independencia y Unión”.

Conoce ésta y otras pinturas que retratan a este personaje independentista en la Mediateca INAH.

Ir al contenido