La caída de México-Tenochtitlan ocurrida el 13 de agosto de 1521 y el posterior avance de los españoles hacia el centro-norte de México en búsqueda de minas que los dotaran de riquezas ocasionó que las tribus chichimecas, nómadas y seminómadas que habitaron en los actuales estados de Durango, Coahuila, Jalisco, Zacatecas, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro dieran inicio a una lucha de resistencia para defender su territorio y evitar ser sometidos.

Fue así que en 1550 dio inicio la llamada Guerra Chichimeca, la cual concluiría hasta 1591, siendo virrey Luis de Velasco y Castilla, quien ordenó un proceso paulatino de desplazamiento, despojo, asimilación y reducción en misiones de las tribus chichimecas.

En la maqueta que aquí se presenta podemos observar el desarrollo de la actividad minera basada en la extracción de cinabrio, almagre y azoque llevada a cabo con fines rituales por los chichimecas, en especial los que adoptaron formas sedentarias de vida antes de los españoles, y ubicaron sus viviendas temporales o permanentes en la zona de la sierra gorda de Querétaro.

Esta maqueta forma parte de la colección del Museo Regional de Querétaro, conócela en la Mediateca INAH.

Ir al contenido