Se considera que la cerveza fue fabricada por primera vez con trigo en Sumeria, actualmente Irak. De ahí pasó a Egipto, donde se fabricó con cebada. Luego en la Grecia antigua se consumía como paliativo para algunos padecimientos. En Roma también se consumía, pero se tenía como una bebida de los pueblos no civilizados o “bárbaros”. Entre los siglos XI y XIII la cerveza vivió un momento de esplendor en Europa desde donde más tarde pasó a toda América. En América Latina, donde los naturales del Nuevo Mundo ya preparaban bebidas parecidas como el tejuino, se comenzó a producir cerveza formalmente desde el siglo XIX.

Te invitamos a consultar en la Mediateca INAH este embriagante libro de María del Carmen Reyna y Jean Paul Krammer titulado “Apuntes para la historia de la cerveza en México”, el cual ofrece un breve panorama de la cerveza en el mundo antiguo, Estados Unidos, América Latina y México.

Ir al contenido