En 1825, poco después del término de la guerra de Independencia, el presidente Guadalupe Victoria creó el primero Museo Nacional Mexicano que fue albergado por la Universidad Nacional y Pontificia. Su acervo estuvo compuesto por una colección de historia natural, piezas arqueológicas y documentos de Lorenzo Boturini. Con el tiempo, el museo cambió de nombre, de sede y aumentó el número de piezas que albergaba.  En 1914, al morir Ramón Alcázar, el director del Museo Nacional, Luis Castillo Ledón y el historiador nayarita Alfonso Cravioto gestionaron la adquisición de la colección del empresario y banquero. 

Conoce este interesante conjunto de objetos custodiados por el actual Museo Nacional de Historia, Castillo de Chapultepec, en el catálogo de la exposición "Del goce privado al deleite público. Colección Ramón Alcázar" disponible en la Mediateca INAH. 

Ir al contenido