La zona arqueológica de Ek' Balam se encuentra en el actual estado de Yucatán. El nombre del sitio significa “lucero jaguar” y se caracteriza por su riqueza arquitectónica en la que destaca la Acrópolis, cuya entrada semeja la boca de un monstruo de enormes colmillos.

Esta pieza arquitectónica muestra en el centro un rostro humano rodeado de ocho elementos decorativos. Se encuentra actualmente en el Museo Regional de Yucatán, Palacio Cantón México y formó parte de la exposición “Mayas. El lenguaje de la belleza”, la cual, estuvo conformada por 278 piezas de diferentes estilos y procedentes de cinco entidades que comprenden el área maya, a saber: Yucatán, Campeche, Tabasco, Chiapas y Quintana Roo.

La figura pertenece al clásico tardío maya (600 – 900 d.C.), periodo en el que existió un aumento demográfico que fue posible mediante la agricultura intensiva. Este auge poblacional estuvo asociado a un crecimiento en los centros ceremoniales y la construcción de obras públicas monumentales. El fin del clásico está relacionado con el colapso de las ciudades mayas de las Tierras Bajas del centro y el sur, lo que dio paso a migraciones que daría como resultado la fundación de Tula.

Te invitamos a conocer más de la zona arqueológica de Ek’ Balam y la cultura maya en la Mediateca del INAH

Ir al contenido