La alfarería de Mesoamérica es de los objetos donde mejor se aprecian los elementos artísticos representativos de cada una de sus regiones culturales. Los platos, especialmente los decorados, son una de las fuentes que los arqueólogos e historiadores utilizan para observar las influencias entre las diferentes áreas culturales.

Estos platos rituales pertenecen a las culturas del altiplano y maya. Los llamativos colores que utilizaron los alfareros para adornarlos son muestra de la importancia que cada uno de ellos tenían para la sociedad que los produjo. Algunas vasijas fueron obras de arte hechas por encargo e intercambiadas por personajes de alto rango como “moneda social”. Un gobernante, por ejemplo, podía regalar una pieza de cerámica a alguien como parte de un acuerdo que asegurara su alianza. El nuevo dueño utilizaba la vasija como símbolo de posición social y como muestra de sus vínculos políticos.

Te invitamos a conocer más platos mesoamericanos en la Mediateca del INAH.

Ir al contenido