Esta pieza del Museo Regional de Yucatán, Palacio Cantón, es un incensario con soporte de pedestal que contiene la imagen de Chaahk, dios de la lluvia. Proviene del sitio arqueológico de Balamcanché, que es una gruta ubicada al Este de Chichén Itzá, en cuyo interior se puede observar una gran columna formada por una estalactita y una estalagmita que parece un árbol ceiba. La ceiba era el árbol sagrado de los mayas porque representaba la unión de la tierra con el cielo y el inframundo.

Conoce más sobre la cultura maya en la Mediateca INAH.

Ir al contenido