Esta urna procede de la zona arqueológica Bocana del Río Copalita que se ubica cerca de las bahías de Huatulco, en Oaxaca. En la pieza se aprecia al dios Cocijo, sentado en posición de flor de loto, ricamente ataviado. Cocijo, Dios Murciélago, o Pitao Cocijo para los zapotecos, representaba al rayo, aunque también era considerado indirectamente una divinidad de las tormentas, la lluvia y el agua.

Descubre más sobre esta zona arqueológica en la Mediateca INAH.

Ir al contenido