Vasco de Quiroga fue Oidor de la Segunda Audiencia y primer obispo de Michoacán. Nació en 1470 en España y falleció en 1565 en Uruapan, México.

No se tienen muchos datos de la vida de Vasco de Quiroga antes de su partida a la Nueva España, a donde fue enviado para formar parte de la Segunda Audiencia y poner fin a los abusos cometidos por los integrantes de la Primera. Llegó a México-Tenochtitlan el 9 de enero de 1531.

El 5 de agosto de 1533, Vasco de Quiroga realizó una visita de inspección a Michoacán para conocer la situación del territorio tras el proceso de conquista llevado a cabo por Nuño de Guzmán, quedando sumamente impresionado por la difícil situación en la que vivían los indios. Ante tal situación, e inspirado en la Utopía de Tomás Moro, decidió fundar un pueblo-hospital cerca del lago de Pátzcuaro, el cual fue inaugurado el 14 de septiembre de 1533 bajo el nombre de Santa Fe. En estos pueblos-hospital las tierras eran bienes comunales, la enajenación de cualquier bien estaba totalmente prohibida y no podía existir la ociosidad.

El 9 de agosto de 1536, el papa Pablo III confirmó la erección del obispado de Michoacán y Vasco de Quiroga fue elegido para ser el primer obispo, cargo que ocupó hasta su muerte en 1565. Fue enterrado en Pátzcuaro en donde sus restos fueron venerados por los indios que se refieren a él como “Tata Vasco”.

El retrato de Vasco de Quiroga que aquí se presenta, fue elaborado en el siglo XVI y se exhibe en el Museo Regional de Michoacán, Nicolás León Calderón. Conoce esta pintura en la Mediateca INAH.

Ir al contenido