Miguel Hidalgo y Costilla insurgente y sacerdote mexicano. Nació el 8 de mayo de 1753 en Guanajuato y es reconocido como el Padre de la Patria.

Hidalgo se unió en 1809 a una sociedad secreta, la cual tenía como objetivo reunir un congreso para gobernar la Nueva España en nombre del rey Fernando VII, quien se encontraba preso por ordenes de Napoleón. Al ser descubierta la insurrección, el 16 de septiembre de 1810, lanzó el llamado grito de Dolores que inició la gesta independentista y, acompañado de Ignacio Allende, consiguió reunir un ejército formado por más de cuarenta mil personas.

El 11 de enero de 1811, Hidalgo fue derrotado cerca de Guadalajara por las fuerzas realistas. Escapó hacia el norte, pero diez días después fue capturado y condenado a muerte. Fue ejecutado el 30 de julio y su cabeza, junto a la de Allende y a la de otros insurgentes, se exhibió en la alhóndiga de Granaditas de Guanajuato.