Las botonaduras o botones han servido para adornar el vestir. Entre las altas jerarquías del ejército y la marina los rangos más altos llevan las botonaduras más adornadas. Realizada en marfil, este adorno muestra a un conejo finamente tallado.