En las culturas prehispánicas, la utilización de los sellos se extendió a casi todas las regiones, desde el Preclásico hasta el Posclásico.

Sus representaciones gráficas, que se estampaban en el cuerpo o se utilizaban para imprimir en otros objetos, consistían en objetos con formas geométricas, fauna, flora, figuras humanas. Se han encontrado sellos realizados tanto en relieve como en bajo relieve, hechos a base barro cocido y otros materiales. Es probable que el cuerpo se adornara con estos estampados solo en ciertos ritos y fiestas, en los que el cuerpo jugaba un rol importante, aunque también se cree que señalaban la pertenencia a grupos en específico.

Descubre más de estos objetos aquí en la Mediateca INAH.