El Códice Colombino se recuperó en 1891, justo en el período de Porfirio Díaz, gracias a un grupo de historiadores conocidos como la Junta Colombina, aunque salió a la luz pública en 1892, con motivo de la conmemoración del descubrimiento de América.

Sus 24 páginas o láminas conforman un biombo elaborado en piel de venado. De hecho, el pasaje completo del 8-Venado solo se narra en este códice, pues en el Códice Nuttal y el Códice Bodley se aborda de manera breve. En las escenas del Códice Colombino se representan las pruebas y los autosacrificios que 8-Venado tuvo que atravesar para llegar al matrimonio de un personaje poderoso.

Encuentra este y otros códices aquí en la Mediateca INAH.