La historia de México no puede ser contada y concebida sin sus maestros.

En los años veinte, una de las acciones democráticas posrevolucionarias más sustanciales de la gestión de Vasconcelos consistió en incluir la enseñanza del arte y la estética en la educación pública. La educación artística adoptó entonces el lugar de relevancia que le correspondía en la formación educativa como uno de los derechos de la clase trabajadora y una de las herramientas principales de aculturación a través de las escuelas de artes y oficios.  

En la mediateca INAH te invitamos a conocer las imágenes que registran algunos de estos momentos históricos.