Kohunlich


Kohunlich
Lomerío de corozos

Es el sitio más visitado de Quintana Roo. Rodeado por la selva, asombran sus majestuosos complejos habitacionales, cívicos y religiosos. Destaca el Templo de los Mascarones, cuyas figuras conservan restos de pintura roja y representan personajes reales ataviados con atributos solares.


Antigua ciudad maya, fungió como enlace entre las urbes de la península yucateca y las del sur del Petén y Centroamérica en el Clásico Tardío (600-900). Empezó a poblarse hacia el año 300 antes de nuestra era, y para el 600 había alcanzado su esplendor, que duró tres siglos más. Se extendió, entre el centro ceremonial y el área de habitación del pueblo llano, sobre unos 14 km2. Todavía siguió poblada hasta el año 1200 aproximadamente.

En una primera etapa sus habitantes construyeron plataformas en derredor de la plaza Ya’axná, sobre la que en la siguiente fase levantaron grandes edificaciones, entre las que sobresale la Pirámide de los Mascarones o Edificio A-1. Sólo en Chakanbakán —que todavía no puede visitarse— y Kohunlich, en Quintana Roo, se conservan estos mascarones que representan rostros humanos moldeados en estuco de arcilla y piedra caliza (no de arcilla y yeso, como normalmente), con pintura roja y negra y dos metros de altura, probablemente relacionados con personajes históricos, gobernantes o sacerdotes, revestidos con signos solares. A este extraordinario monumento se añaden la Plaza de las Estelas, el Conjunto de las Vías, el Conjunto Piaxa’an y el Conjunto de los 27 Escalones, todos ellos, al parecer, estructuras para residencia de la élite.

El nombre actual del sitio (el original se desconoce) procede de una transliteración maya del inglés hecha por el arqueólogo Víctor Segovia, y se remonta a la época de las explotaciones madereras de principios del siglo XX: Kohunlich por Cohoon Ridge, loma de los corozos (palmas frutales). En 1912 visitó el sitio por primera vez el arqueólogo estadounidense Raymond Merwin, pero no fue hasta los años 80 y 90 del siglo XX que el conocimiento del sitio y de Dzibanché progresó mucho, gracias a las investigaciones de Enrique Nalda Hernández (1936-2010), arqueólogo y profesor del INAH.



INFORMACIÓN PRÁCTICA

Lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs
$65.00 pesos
Se localiza en la parte sur de Quintana Roo, a 70 km de Chetumal.

CONTACTO

+52 (983) 837 0796
+52 (983) 837 2411
direccion.qroo@inah.gob.mx
http://www.inah.gob.mx
FACEBOOK
TWITTER


AVISO LEGAL
La integración, estandarización y revisión de los objetos que contiene este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento. Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia. La información y los archivos puede ser descargados y compartidos sin fines comerciales siempre que se reconozca su autor y no sean alterados.