Solapas principales

Corrido de Lino Zamora

  • Loading JW Player...

  • Sobre el recurso

    Título(s)
    Título
    Corrido de Lino Zamora
    Testimonio musical de México, volumen 61 N°. 10

    Resumen
    No era la riqueza del subsuelo lo único que impulsaba la economía del estado, pues más allá de los nudos montañosos, donde se levantaban los reales de minas, abundaban las haciendas de campo en las que pastaban millones de cabezas de ganado y en muchas de las cuales se criaban, desde los días de la Colonia, reses bravas. Ciertamente, al finalizar el siglo XIX destacaban entre las ganaderías locales las de Tayahua, Tesorero, Santa Rosa, La Purísima, Presillas y, sobre todo, Malpaso, cuya cruza con la dehesa española de Veragua la mantenía entre las mejores del país; pero igualmente es verdad que, allá por los sesenta de dicha centuria, ya los astados zacatecanos figuraban entre los preferidos de los matadores y arrancaban, por su bravura y nobleza, el alarido de las multitudes. Y era tal la afición y las perspectivas que como negocio ofrecía para entonces la fiesta brava que, el 22 de noviembre de 1860, Francisco J. Dávila obtuvo permiso para levantar un coso en el mesón de San Felipe, cuyo valor era de 10 mil pesos, y ya en el ocaso de la Intervención francesa el licenciado Agustín Llamas decidió construir otra plaza de toros, la de San Pedro, que fue inaugurada el 15 de septiembre de 1886 y que aún subsiste en la capital del estado. Para entonces Bernardo Gaviño, famoso diestro español en el apogeo de sus facultades y fama, imbuía vastos conocimientos a los toreros nativos, entre los cuales destacaba Lino Zamora, quien a más de tener el don de entusiasmar a las multitudes con su garbo y destreza, se ganaba los aplausos del respetable y abarrotaba los tendidos a base de ejecutar suertes inenarrables, por lo cual en el lapso comprendido entre 1873 y 1878 –en que presentó en la arena de Tlalnepantla a su discípulo Ponciano Díaz– reinó sin competencia en el arte del toreo, opacando a todos los espadas, inclusive a su maestro Bernardo Gaviño, pues era “tan habilidoso para ejecutar el ‘cambio’ que colocaba con frecuencia banderillas cortas y parches de colores con las manos y los pies, hasta llegar a la temeridad de clavar una naranja en cada cuerno del burel mediante dos ligeros movimientos engañosos con la cintura, uno hacia la derecha y otro hacia el lado contrario”.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Tauromaquia
    Música
    Geográfica
    Zacatecas
    Temporal
    Siglo XIX
    Género
    Corrido

    Origen
    Lugar
    Ciudad de México, México
    Fecha de publicación
    2015
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia

    Autoría
    Fonoteca INAH

    Personas
    / Instituciones
    Javier Cortés Figueroa: Grabador
    Jorge Aquino Gómez: Director de orquesta
    Pedro Gutiérrez Acuña: Músico; guitarrón
    Músicos y cantantes de la Casa de la Música Mexicana S. C.: Músico
    Mario Alberto Lazcano Jiménez: Músico; guitarra
    Ariana Lizbeth Hernández Zarate: Músico; vihuela
    Jesús González Padrón: Músico; acordeón
    Adolfo Guadalupe Lugo Reyes: Cantante

    Tipo de recurso
    Grabación de audio
    Música

    Descripción física
    Duración
    10:21 min

    Ubicación
    Fonoteca INAH

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License

    Sobre el registro

    Identificadores
    MID
    79_20160519-120500: 110

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformateado digital
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia

    Objetos relacionados
  • Imagen miniatura (JPG) 95.19 KiB
    Ver

    Descargar
      Dublin Core (DC)
      Metadata Object Description Schema (MODS)
      MAchine-Readable Cataloging (MARC)

    Permisos de uso

    Estas imágenes y archivos se pueden consultar, guardar y distribuir sin fines comerciales, siempre que se especifique que pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México así como los correspondientes derechos de autor y el hipervinculo completo dentro de la Mediateca INAH.

    Para solicitar el uso de fotografías u otros archivos contenidos en este repositorio consulte las instrucciones aqui

  • Vista Impresión



    Título(s)
    Título
    Corrido de Lino Zamora
    Testimonio musical de México, volumen 61 N°. 10

    Resumen
    No era la riqueza del subsuelo lo único que impulsaba la economía del estado, pues más allá de los nudos montañosos, donde se levantaban los reales de minas, abundaban las haciendas de campo en las que pastaban millones de cabezas de ganado y en muchas de las cuales se criaban, desde los días de la Colonia, reses bravas. Ciertamente, al finalizar el siglo XIX destacaban entre las ganaderías locales las de Tayahua, Tesorero, Santa Rosa, La Purísima, Presillas y, sobre todo, Malpaso, cuya cruza con la dehesa española de Veragua la mantenía entre las mejores del país; pero igualmente es verdad que, allá por los sesenta de dicha centuria, ya los astados zacatecanos figuraban entre los preferidos de los matadores y arrancaban, por su bravura y nobleza, el alarido de las multitudes. Y era tal la afición y las perspectivas que como negocio ofrecía para entonces la fiesta brava que, el 22 de noviembre de 1860, Francisco J. Dávila obtuvo permiso para levantar un coso en el mesón de San Felipe, cuyo valor era de 10 mil pesos, y ya en el ocaso de la Intervención francesa el licenciado Agustín Llamas decidió construir otra plaza de toros, la de San Pedro, que fue inaugurada el 15 de septiembre de 1886 y que aún subsiste en la capital del estado. Para entonces Bernardo Gaviño, famoso diestro español en el apogeo de sus facultades y fama, imbuía vastos conocimientos a los toreros nativos, entre los cuales destacaba Lino Zamora, quien a más de tener el don de entusiasmar a las multitudes con su garbo y destreza, se ganaba los aplausos del respetable y abarrotaba los tendidos a base de ejecutar suertes inenarrables, por lo cual en el lapso comprendido entre 1873 y 1878 –en que presentó en la arena de Tlalnepantla a su discípulo Ponciano Díaz– reinó sin competencia en el arte del toreo, opacando a todos los espadas, inclusive a su maestro Bernardo Gaviño, pues era “tan habilidoso para ejecutar el ‘cambio’ que colocaba con frecuencia banderillas cortas y parches de colores con las manos y los pies, hasta llegar a la temeridad de clavar una naranja en cada cuerno del burel mediante dos ligeros movimientos engañosos con la cintura, uno hacia la derecha y otro hacia el lado contrario”.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Tauromaquia
    Música
    Geográfica
    Zacatecas
    Temporal
    Siglo XIX
    Género
    Corrido

    Origen
    Lugar
    Ciudad de México, México
    Fecha de publicación
    2015
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia

    Autoría
    Fonoteca INAH

    Personas
    / Instituciones
    Javier Cortés Figueroa: Grabador
    Jorge Aquino Gómez: Director de orquesta
    Pedro Gutiérrez Acuña: Músico; guitarrón
    Músicos y cantantes de la Casa de la Música Mexicana S. C.: Músico
    Mario Alberto Lazcano Jiménez: Músico; guitarra
    Ariana Lizbeth Hernández Zarate: Músico; vihuela
    Jesús González Padrón: Músico; acordeón
    Adolfo Guadalupe Lugo Reyes: Cantante

    Tipo de recurso
    Grabación de audio
    Música

    Descripción física
    Duración
    10:21 min

    Ubicación
    Fonoteca INAH

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License


    Identificadores
    MID
    79_20160519-120500: 110

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Origen del recurso digital
    Reformateado digital
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia


    El Corrido zacatecano
    Serie Testimonio Musical de México
    Fonoteca INAH

  • MI MEDIATECA

    Mi Mediateca es un espacio personal para guardar y organizar la información que mas te interesa de la Mediateca.

    Para poder utilizar debes tener una cuenta de usuario e iniciar sesión.




Este objeto es parte de


AVISO LEGAL

Mediateca INAH es el repositorio digital de acceso abierto del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México a través del cual pone a disposición del público el patrimonio cultural e histórico a su cargo.

Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia de México. La información y los archivos aquí disponibles pueden ser utilizados de manera personal y sin fines de lucro, siempre que no sean alterados, se reconozcan todos los créditos correspondientes y se indique la referencia a este repositorio. Para cualquier otro uso se deben seguir las instrucciones de la sección Preguntas frecuentes .

La integración, estandarización y revisión de los contenidos de este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento.