Diversiones públicas en la ciudad de México, 1920-1940


  • Sobre el recurso

    Título(s)
    Título
    Diversiones públicas en la ciudad de México, 1920-1940
    Historias. Revista de la Dirección de Estudios Históricos. Num. 27 (1992) octubre-marzo

    Resumen
    Estas líneas son un resumen mínimo del gran universo del espectáculo; en la ciudad de México entre 1920 y 1940 sólo una “vista panorámica” en la que se describe brevemente la ubicación geográfica y algunas diversiones públicas de la capital. Pensamos que el espacio y tipo de diversión de los capitalinos tenía un significado determinante en los actos de la vida cotidiana y en las manüestaciones culturales de los habitantes de la ciudad. Durante la época de la revolución los espectáculos en la ciudad disminuyeron y el público se ahuyentó como las “oscuras golondrinas” del célebre poeta. Pero pasados los balazos resurgieron con gran brío las proyecciones de los cinematógrafos, representaciones escénicas, corridas de toros y eventos deportivos. Podemos aventurarnos a decir que los capitalinos -sobrevivientes de la “bola”- querían olvidar las desgracias y penurias; tal vez por ello se mostraban propensos a gozar el desenfreno, fruto de la revolución. En las calles del primer cuadro se localizaban los coliseos, centros de reunión y esparcimiento de reconocido prestigio ancestral visitados por centenares de habitantes. Pasando lista, el Teatro Principal tenía capacidad para 1302 personas y se dedicaba exclusivamente a las tandas; era considerado como la “Catedral de la Zarzuela”; su fama alcanzaba hasta los más lejanos confines del país y era visita obligada para toda la gente de provincia. Al Esperanza Iris asistían grandes contingentes de las orillas de la ciudad, razón por la cual la compañía del teatro ofrecía tranvías nocturnos con el fin de transportar sin calamidades a su clientela. El Olimpia era muy codiciado por sus amplios salones en los que se efectuaban representaciones teatrales y eventos sociales de medio pelo. El Arbeu y el Virginia Fábregas se distinguían por su “escogida y agradable” clientela. El Colón gozaba de una gran reputación por las representaciones del género frívolo y por ser la residencia de “La Gatita Blanca”. El Lírico se dedicaba exclusivamente a las revistas vernáculas o más bien pornográficas; el paisaje se completaba por cantinas, fondas y hoteles. El Hidalgo era preferido por los habitantes de los barrios del sur de la ciudad; en él se hacían representaciones dramáticas clásicas y algunas veces proyecciones del cine. El resto de los teatro eran refugio de las familias de escasos recursos y hombres solos, como por ejemplo: el Ideal, Casino, Apolo, Eslava, Alarcón, Alcázar, México, Garibaldi y el Rialto; este último se hizo célebre porque en él llegó a presentarse la internacional bailarina Ana Pawlova en funciones populares.

    Referencias:
    1 Los cinematógrafos no forman parte de este trabajo.
    2 "Los teatros enMéxico", en El Universal, 1 de enero de 1923.
    3 Véase la cartelera en los distintos periódicos; se puede comprobar que muchos teatros se convirtieron en cine o combinaron sus actividades. Entre 1946 y 1949, el teatro tuvo un nuevo resurgimiento: se inauguraron más de 20 espacios escénicos.
    4 Puede verse Celestino Gorostiza, Las paradojas del teatro. Discurso de ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua, México, Talleres Gráficos de la Librería Madero, 1960, 59 pp. Salvador Novo, La vida en México en el periodo presidencial de Lázaro Cárdenas, México, Empresas Editoriales, 1964, 740 pp. Xavier Villaurrutia, Obras, poesías, teatro, prosas varias, criticas, México, Fondo de Cultura Económica, 1966, 1096 pp.
    5 F. Campos Ponce, "La función inaugural del Palacio de Bellas Artes", en La Prensa, 1 de octubre de 1943, pp. 1 y 2.
    6 Nicolás Rangel, Historia del toreo en México, época colonial (1529-1821), México, Imprenta Manuel León Sánchez, 1924, 380 pp.
    7 Francisco Lazo, "Caso insólito el de David Silveti: ¡Se le fue un toro vivo y lo aclamaron!, en Esto, 18 de febrero de 1991.
    8 El Imparcial, 22 de septiembre de 1907.
    9 Puede verse Lauro E. Rossell, "Plaza de toros", suplemento dominical de Excélsior, 1941-42.
    10 El Universal, 1, 7, 14 y 21 de enero de 1923.
    11 Revista de Revistas, 19 de diciembre de 1937.
    12 Ibidem.
    13 "Programación de radio", La Prensa, 17 de enero de 1937.
    14 Antonio Saborit, "El viento y la vela", en Lecturas, núm. 19 de El Nacional, 5 de agosto de 1989.
    15 Raúl Mendoza, "En el diamante del alarido, las estrellas en 50 años de béisbol", en Excélsior, 20 de marzo de 1967.
    16 Después de pasar por varias manos, el Seguro Social se encargó de remodelarlo y el 15 de marzo de 1955 se inauguró teniendo una capacidad para 25 mil espectadores.
    17 Nolasco, "Se solucionó ya el asunto beisbolero..:, en Novedades, 22 de enero de 1942.
    18 "Ruth of to Mexico as Pasquel Guest", 16 de mayo de 1946, y "Organized baseball a monopoly, Mexicana charge in court action", 17 de mayo de 1946, Washington Post.
    19 Archivo de la Compañía Real del Monte y Pachuca, Correspondencia general.
    20 Novedades, 28 de mayo de 1966.
    21 "Inauguración del parque del Necaxa", en La Prensa, 15 de septiembre de 1930.
    22 El Universal, 22 de septiembre de 1921.
    23 Revista de Revistas, 2 de noviembre de 1943.
    24 Hoy en día, cuenta con el recinto más grande del país, el Estadio Azteca o el Coloso de Santa Ursula, el cual puede albergar a más de 100,000 fanáticos.
    25 El Universal, 7 de enero de 1923.
    26 Rafael Barradas, El A.B.C. del boxeo profesional mexicano, México, Editorial Game, S.A., 125 pp. El A.B.C. de la lucha libre profesional, México, Madva Ediciones, S.A., 95 pp.
    21 La Coliseo se inauguró el 2 de abril de 1943 y tiene una capacidad de 6,512 localidades.
    28 Revista de Revistas, 1 de febrero de 1942.
    29 El Universal, 6 de mayo de 1924; y puede verse al Dr. Atl, "Inauguración del Estadio" en número correspondiente al 8 de mayo de 1924 de ese mismo periódico.
    30 Desde los años treinta el presidente Portes Gil dio gran impulso al deporte de las tacleadas. Los equipos estudiantiles se enfrentaban anualmente, para su preparación, con otros equipos norteamericanos. Además, algunos jugadores mexicanos llegaron a participar en el fútbol de los Estados Unidos.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Historia
    Geográfica
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Distrito Federal
    Fecha de publicación
    1992-03-31
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Emisión
    Monográfico único

    Autoría
    Eduardo Flores Clair (Dirección de Estudios Históricos, INAH)

    Tipo de recurso
    Texto
    Artículo de revista

    Identificadores
    ISSN
    1405-7794

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License

    Sobre el registro

    Identificadores
    MID
    352_19820101-000000:6_1040_14447

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Formato del original (GMD)
    Texto
    Origen del recurso digital
    Digitalización de análogo
    Formato del recurso digital
    Application/pdf
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia
    Dirección de Estudios Históricos

    Objetos relacionados
  • Archivo original (PDF) 2.14 MiB
    Imagen miniatura (JPG) 36.67 KiB
    Ver

    Descargar
    Imagen mediana (JPG) 139.27 KiB
    Ver

    Descargar
      Dublin Core (DC)
      Metadata Object Description Schema (MODS)
      MAchine-Readable Cataloging (MARC)

    Permisos de uso

    Estas imágenes y archivos se pueden consultar, guardar y distribuir sin fines comerciales, siempre que se especifíquen los correspondientes derechos de autor, así como el hipervínculo completo dentro de la Mediateca INAH.

    Para solicitar la reproducción de fotografías y los permisos para utilizarlas, consulte el portal único de trámites del INAH en la siguiente dirección:

    Solicitud de autorización de reproducción de imágenes

  • Vista Impresión



    Título(s)
    Título
    Diversiones públicas en la ciudad de México, 1920-1940
    Historias. Revista de la Dirección de Estudios Históricos. Num. 27 (1992) octubre-marzo

    Resumen
    Estas líneas son un resumen mínimo del gran universo del espectáculo; en la ciudad de México entre 1920 y 1940 sólo una “vista panorámica” en la que se describe brevemente la ubicación geográfica y algunas diversiones públicas de la capital. Pensamos que el espacio y tipo de diversión de los capitalinos tenía un significado determinante en los actos de la vida cotidiana y en las manüestaciones culturales de los habitantes de la ciudad. Durante la época de la revolución los espectáculos en la ciudad disminuyeron y el público se ahuyentó como las “oscuras golondrinas” del célebre poeta. Pero pasados los balazos resurgieron con gran brío las proyecciones de los cinematógrafos, representaciones escénicas, corridas de toros y eventos deportivos. Podemos aventurarnos a decir que los capitalinos -sobrevivientes de la “bola”- querían olvidar las desgracias y penurias; tal vez por ello se mostraban propensos a gozar el desenfreno, fruto de la revolución. En las calles del primer cuadro se localizaban los coliseos, centros de reunión y esparcimiento de reconocido prestigio ancestral visitados por centenares de habitantes. Pasando lista, el Teatro Principal tenía capacidad para 1302 personas y se dedicaba exclusivamente a las tandas; era considerado como la “Catedral de la Zarzuela”; su fama alcanzaba hasta los más lejanos confines del país y era visita obligada para toda la gente de provincia. Al Esperanza Iris asistían grandes contingentes de las orillas de la ciudad, razón por la cual la compañía del teatro ofrecía tranvías nocturnos con el fin de transportar sin calamidades a su clientela. El Olimpia era muy codiciado por sus amplios salones en los que se efectuaban representaciones teatrales y eventos sociales de medio pelo. El Arbeu y el Virginia Fábregas se distinguían por su “escogida y agradable” clientela. El Colón gozaba de una gran reputación por las representaciones del género frívolo y por ser la residencia de “La Gatita Blanca”. El Lírico se dedicaba exclusivamente a las revistas vernáculas o más bien pornográficas; el paisaje se completaba por cantinas, fondas y hoteles. El Hidalgo era preferido por los habitantes de los barrios del sur de la ciudad; en él se hacían representaciones dramáticas clásicas y algunas veces proyecciones del cine. El resto de los teatro eran refugio de las familias de escasos recursos y hombres solos, como por ejemplo: el Ideal, Casino, Apolo, Eslava, Alarcón, Alcázar, México, Garibaldi y el Rialto; este último se hizo célebre porque en él llegó a presentarse la internacional bailarina Ana Pawlova en funciones populares.

    Referencias:
    1 Los cinematógrafos no forman parte de este trabajo.
    2 "Los teatros enMéxico", en El Universal, 1 de enero de 1923.
    3 Véase la cartelera en los distintos periódicos; se puede comprobar que muchos teatros se convirtieron en cine o combinaron sus actividades. Entre 1946 y 1949, el teatro tuvo un nuevo resurgimiento: se inauguraron más de 20 espacios escénicos.
    4 Puede verse Celestino Gorostiza, Las paradojas del teatro. Discurso de ingreso a la Academia Mexicana de la Lengua, México, Talleres Gráficos de la Librería Madero, 1960, 59 pp. Salvador Novo, La vida en México en el periodo presidencial de Lázaro Cárdenas, México, Empresas Editoriales, 1964, 740 pp. Xavier Villaurrutia, Obras, poesías, teatro, prosas varias, criticas, México, Fondo de Cultura Económica, 1966, 1096 pp.
    5 F. Campos Ponce, "La función inaugural del Palacio de Bellas Artes", en La Prensa, 1 de octubre de 1943, pp. 1 y 2.
    6 Nicolás Rangel, Historia del toreo en México, época colonial (1529-1821), México, Imprenta Manuel León Sánchez, 1924, 380 pp.
    7 Francisco Lazo, "Caso insólito el de David Silveti: ¡Se le fue un toro vivo y lo aclamaron!, en Esto, 18 de febrero de 1991.
    8 El Imparcial, 22 de septiembre de 1907.
    9 Puede verse Lauro E. Rossell, "Plaza de toros", suplemento dominical de Excélsior, 1941-42.
    10 El Universal, 1, 7, 14 y 21 de enero de 1923.
    11 Revista de Revistas, 19 de diciembre de 1937.
    12 Ibidem.
    13 "Programación de radio", La Prensa, 17 de enero de 1937.
    14 Antonio Saborit, "El viento y la vela", en Lecturas, núm. 19 de El Nacional, 5 de agosto de 1989.
    15 Raúl Mendoza, "En el diamante del alarido, las estrellas en 50 años de béisbol", en Excélsior, 20 de marzo de 1967.
    16 Después de pasar por varias manos, el Seguro Social se encargó de remodelarlo y el 15 de marzo de 1955 se inauguró teniendo una capacidad para 25 mil espectadores.
    17 Nolasco, "Se solucionó ya el asunto beisbolero..:, en Novedades, 22 de enero de 1942.
    18 "Ruth of to Mexico as Pasquel Guest", 16 de mayo de 1946, y "Organized baseball a monopoly, Mexicana charge in court action", 17 de mayo de 1946, Washington Post.
    19 Archivo de la Compañía Real del Monte y Pachuca, Correspondencia general.
    20 Novedades, 28 de mayo de 1966.
    21 "Inauguración del parque del Necaxa", en La Prensa, 15 de septiembre de 1930.
    22 El Universal, 22 de septiembre de 1921.
    23 Revista de Revistas, 2 de noviembre de 1943.
    24 Hoy en día, cuenta con el recinto más grande del país, el Estadio Azteca o el Coloso de Santa Ursula, el cual puede albergar a más de 100,000 fanáticos.
    25 El Universal, 7 de enero de 1923.
    26 Rafael Barradas, El A.B.C. del boxeo profesional mexicano, México, Editorial Game, S.A., 125 pp. El A.B.C. de la lucha libre profesional, México, Madva Ediciones, S.A., 95 pp.
    21 La Coliseo se inauguró el 2 de abril de 1943 y tiene una capacidad de 6,512 localidades.
    28 Revista de Revistas, 1 de febrero de 1942.
    29 El Universal, 6 de mayo de 1924; y puede verse al Dr. Atl, "Inauguración del Estadio" en número correspondiente al 8 de mayo de 1924 de ese mismo periódico.
    30 Desde los años treinta el presidente Portes Gil dio gran impulso al deporte de las tacleadas. Los equipos estudiantiles se enfrentaban anualmente, para su preparación, con otros equipos norteamericanos. Además, algunos jugadores mexicanos llegaron a participar en el fútbol de los Estados Unidos.

    Idioma
    Español

    Temática
    Tópico
    Historia
    Geográfica
    México
    Temporal
    Siglo XX

    Origen
    Lugar
    Distrito Federal
    Fecha de publicación
    1992-03-31
    Editor
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Emisión
    Monográfico único

    Autoría
    Eduardo Flores Clair (Dirección de Estudios Históricos, INAH)

    Tipo de recurso
    Texto
    Artículo de revista

    Identificadores
    ISSN
    1405-7794

    Condiciones de uso
    D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia, México

    Creative Commons License


    Identificadores
    MID
    352_19820101-000000:6_1040_14447

    Catalogación
    Fuente
    Instituto Nacional de Antropología e Historia
    Idioma
    Español

    Digitalización
    Formato del original (GMD)
    Texto
    Origen del recurso digital
    Digitalización de análogo
    Formato del recurso digital
    Application/pdf
    Calidad del recurso digital
    Acceso

    Área de procedencia
    Dirección de Estudios Históricos


    Revista Historias. Revista de la Dirección de Estudios Históricos
    Número de revista Historias Num. 27 (1992)

  • MI MEDIATECA

    Mi Mediateca es un espacio personal para guardar y organizar la información que mas te interesa de la Mediateca.

    Para poder utilizar debes tener una cuenta de usuario e iniciar sesión.




Este objeto es parte de


AVISO LEGAL
La integración, estandarización y revisión de los objetos que contiene este repositorio digital son actividades continuas por lo que los datos pueden cambiar parcial o totalmente en cualquier momento. Todos los contenidos de este portal pertenecen al Instituto Nacional de Antropología e Historia. La información y los archivos puede ser descargados y compartidos sin fines comerciales siempre que se reconozca su autor y no sean alterados.